Ensalada templada de espinacas, calabaza y trigueros.

20160509213852

Parece que las ensaladas son sólo para el verano o que siempre tienen que ser frías y aunque es verdad que apetecen más con la subida de los termómetros admiten perfectamente ingredientes calientes y templados. La ensalada que vamos a preparar hoy, combina productos crudos y fríos como las espinacas y las nueces y los acompañamos de dos productos cocinados, calabaza y espárragos trigueros. Las ensaladas bien combinadas y si no están llenas de alimentos muy calóricos como el queso o el bacon son siempre la mejor opción como primer plato o guarnición ya que son sanísimas y se hacen en muy poco tiempo.

 

INGREDIENTES (4 personas)

Media calabaza moscada.

350 gr. de espárragos trigueros (un manojo).

150 gr. de brotes de espinacas o espinacas baby.

Un puñado de nueces peladas.

Romero fresco

Pimienta negra recién molida.

Nuez moscada.

Pimienta negra recién molida.

Sal.

Aceite de oliva virgen extra.

Vinagre de Jerez.

 

ELABORACIÓN

 

Precalentar el horno a 200º. Lavar la calabaza, cortarla a la mitad, longitudinalmente, quitarle las pepitas y ponerla sobre una bandeja de horno con papel de aluminio o sulfurizado. Salpimentarla, rallarle encima un poquito de nuez moscada, echarle las hojas de una ramita de romero por encima y un chorrito de aceite de oliva virgen extra, hornearla durante cerca de 30 minutos.

Mientras se asa la calabaza, lavamos las espinacas y las ponemos a escurrir. A continuación lavamos los espárragos, les quitamos la parte más dura y cortamos en dos la parte de las puntas. En una sartén echamos una cucharada de aceite oliva virgen extra y con el fuego vivo hacemos los espárragos hasta que están tostados, reservamos. Sacamos la calabaza del horno, con la ayuda de una cuchara quitamos la pulpa y la cortamos en daditos. En una ensaladera ponemos los brotes de espinacas, los espárragos, los dados de calabaza y las nueces cortadas en trocitos. Aliñamos con aceite de oliva virgen extra y vinagre de Jérez. Corregimos de sal, recordad que ya habíamos echados sal a la calabaza y a los espárragos.

Siempre que hagáis una ensalada aliñarla en el último minuto ya que si no las hojas (ya sea lechuga, canónigos o espinacas…) se quedan chuchurrias.

Comentarios

Añadir un comentario: