Ternera al estilo oriental con noodles de calabacín

20160524214644

No hay nada mejor que acompañar los platos de proteína con un montón de deliciosas verduras. Pero muchas veces es un poco aburrido pensar en el típico filete a la plancha con unas verduras vuelta y vuelta o hervidas. Por eso es importante echarle imaginación a la cocina porque comer siempre lo mismo, por mucho que nos guste el plato,  acaba aburriendo. Hoy con unos filetes de ternera y las verduras que tengamos en la nevera vamos a preparar un delicioso plato sencillo, rico y sano.

 

INGREDIENTES (4 personas)

500 gr. de filetes de ternera (cortados finos)

2 calabacines grandes.

2 cebollas grandes.

3 pimientos (si tenemos rojo, verde y amarillo mucho mejor)

1 chile rojo fresco (u otro pimiento picante)

3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

1 cucharada de aceite de cacahuete

Media copita de vino blanco.

Sal

Pimienta negra

Jengibre molido

 

 

ELABORACIÓN

 

Cortamos las cebollas en juliana y las ponemos a pochar en una sartén con un par de cucharadas de aceite de oliva virgen extra. Mientras la cebolla se va cocinando lavamos, despepitamos y cortamos los pimientos en tiras. Cuando la cebolla esté transparente añadimos los pimientos y los dejamos a fuego lento para que se hagan despacito y se caramelicen. Ponemos sal.  A continuación cortamos los filetes en tiras, retiramos la cebolla y los pimientos, subimos el fuego y hacemos las tiras de carne en la misma sartén que hemos usado para cocinar las hortalizas y que se impregne de su sabor. Cuando la carne se empiece a dorar, salpimentamos y añadimos el vino blanco y dejamos que se reduzca. Retiramos del fuego y reservamos.

A continuación lavamos los calabacines y con una mandolina los cortamos, en tiras muy finitas como si fueran noodles. Ponemos una sartén en el fuego –yo he vuelto a usar la misma- con una cucharada de aceite de cacahuete, cuando esté caliente añadimos el calabacín y lo cocinamos un par de minutos (es justo para calentar el calabacín, tiene que quedar al dente, si los dejamos mucho suelta mucha agua). Salpimentamos, le ponemos una cucharadita de jengibre molido y añadimos la carne, los pimientos y las cebollas. Finalmente cortamos el chile en rodajitas finas, le quitamos las semillas para que pique menos y se lo echamos a nuestro guiso. Rehogamos todo junto un par de minutos.

 

 

Comentarios

Añadir un comentario: