Costillas barbacoa

P1010039

Las costillas barbacoa son de esos platos que a casi todos nos encantan, pero que sólo comemos cuando vamos al típico restaurante americano, por pereza de hacerlas en casa. Lo más rollo de la preparación es que hay que cocerlas durante aproximadamente dos horas para que la carne quede tierna. La salsa la podéis preparar vosotros o comprarla, para mi la mejor es la de la marca Hunt’s, tanto la original como la de miel y mostaza. 

Hoy vuelvo a hablaros de mi olla de cocción lenta, mi adorada slowcooker, desde que tengo la olla cuando vienen niños a casa a comer, compro dos o tres costillares grandes los unto con mi salsa barbacoa favorita, dejo las costillas 4 horas a temperatura alta (las slowcookers suelen tener tres temperaturas, baja, media y alta) y cuando llegan las fieras sólo tengo que meter los costillares 5 minutos en el horno con el grill a tope y tengo las mejores costillas barbacoa de la ciudad. Al cortarlas la carne se separa sola del hueso. Pensaréis, dice que es un rollo hervir las costillas dos horas, para hacerlas a la manera tradicional, y le parece genial tenerlas ahí 4 horas dale que te pego, pero es que no es lo mismo, porque la slowcooker una vez le has cogido el tranquillo a los tiempos no tienes que vigilarla. Te levantas el sábado, pones tus costillas, programas el tiempo y te puedes ir a llevar a los niños al partido, a la pelu, a hacer recados… que una vez ha acabado el tiempo, la olla se apaga y cuando vuelvas tendrás la comida lista.

 

INGREDIENTES (4 personas)

2 buenos costillares de cerdo (cuanto más joven más tierno)

2 cucharadas de pimentón de La Vera

1 cucharada de comino en polvo

1 cucharada de ajo seco en polvo

1 cucharada de sal

1 cucharada de orégano

1 cucharadita de pimienta negra molida

1 cucharadita de cayena molida

1 hoja de laurel

Sal

Para la salsa barbacoa:

200 ml. de kétchup

60 gr. de miel

1 cucharada de salsa Worcestershire

2 cucharadas de vinagre de Jerez

1 cucharadita de mostaza de Dijon

Media cucharadita de pimienta negra.

 

ELABORACIÓN

En una olla ponemos el agua suficiente, para cubrir las costillas y añadimos todas las especias y el laurel. Cuando el agua comience a hervir, metemos  las  costillas  y las dejamos  cocer  tapadas  a  fuego  medio  durante,  aproximadamente  2  horas. Cuando la carne esté tierna sacamos del agua y reservamos. Ponemos el horno con el grill a tope.

Para  hacer  la  salsa  barbacoa  ponemos todos los ingredientes  en  una  ollita  y les damos un hervor. Vamos probando y según nos guste más o menos fuerte le podemos añadir más o menos miel, más pimienta,  más salsa Worcestershire… (recordad, no pasa nada si en vez de hacer la salsa usáis una comprada, eso sí, comprad una buena).

Una vez tenemos la salsa,  embadurnamos los costillares con ella y los metemos en el horno hasta que se comiencen a dorar, entonces les damos la vuelta y repetimos la operación.

 

 

Comentarios

Añadir un comentario: